Naturopatía

naturopatiaLa Naturopatía es el arte de curar a través de la naturaleza. Creo que los primeros naturópatas fueron los padres de la medicina, que ha llegado hasta nuestros días utilizando todos los conocimientos científicos, químicos y tecnológicos para avanzar, sin ninguna duda, en la capacidad de curar algunas enfermedades.

Vivir una vida sana es acercarse a la naturaleza en todas sus formas; seguir sus leyes es la mejor manera de no enfermar, y cuando a pesar de todo alguna cosa se desequilibra, las mismas fuentes naturales de energía nos pueden corregir la molestia o curar la enfermedad.

Dentro de la naturopatía podemos incluir:

  • La Fitoterápia, la curación a través de las plantas medicinales.
  • La Helioterápia, la curación a través del sol, que nos proporciona la energía.
  • La Hidroterápia, la curación a través del agua (caliente, fría, baños vitales, envolturas, etc.).
  • La Geoterápia, la curación a través de la tierra (con cataplasmas y baños de barro).
  • La Ozonoterápia, respiraciones y oxigenación de la sangre.
  • La Trofoterápia, la curación a través de los alimentos.
  • El Ayuno, la curación a través de la falta de alimento (que permite a nuestro organismo descansar, como hacen todos los animales cuando están enfermos).

Saber comer es un arte. Desafortunadamente comemos mucho y muy mal. Hemos de aprender a masticar correctamente, a insalivar el alimento, a comer lentamente, a beber fuera de las comidas y a combinar bien los alimentos a fin de que no se produzcan gases y fermentaciones intestinales que no hacen más que disminuir nuestra capacidad de absorción de los nutrientes.

La naturopatía nos ayuda a curarnos mediante la dieta y con la aplicación puntual de algunas de las terapias ya mencionadas conseguimos equilibrar los excesos, y neutralizar las enfermedades que padece nuestro cuerpo.

Dietas ovo-lacto-vegetarianas, dietas mixtas con un poco de pollo y pescado, dietas hipocalóricas para reducir peso, dietas para diabéticos, dietas digestivas, hepáticas, laxantes, astringentes, circulatorias, para anémicos, para el crecimiento; dietas, en definitiva, individualizadas, adaptadas a la necesidad de la persona y del momento.

Los suplementos dietéticos como vitaminas, sales minerales, oligoelementos, aminoácidos, etc. ingeridos en forma de comprimidos, cápsulas, jarabes o viales representan una ayuda puntual, pero nunca la sustitución de un fármaco.

La alimentación es la mejor medicina preventiva que existe. Ir a favor de la naturaleza y no en su contra nos ofrece la mejor calidad de vida que existe.

Nuestro cuerpo está constituido de lo que comemos y de lo que respiramos. Con nuestra alimentación podemos enfermar, pero también podemos curarnos.